(imagen google)

.......

..........

QUERIDOS AMI@S !!!!!
Gracias por llegar hasta acá, bienvenidos !!!
Gracias por acompañarme !!!!
.
.
.

jueves, 25 de febrero de 2010

El hombre estaba........

.
.


Un hombre estaba perdido en el desierto, destinado a morir de sed.
Por suerte, llegó a una cabaña vieja, desmoronada sin ventanas, sin techo.
El hombre anduvo por ahí y se encontró con una pequeña sombra donde acomodarse para protegerse del calor y el sol del desierto.
Mirando a su alrededor, vio una vieja bomba de agua, toda oxidada.
Se arrastró hacia allí, tomó la manivela y comenzó a bombear, a bombear y a bombear sin parar, pero nada sucedía.
Desilusionado, cayó postrado hacia atrás, y entonces notó que a su lado había una botella vieja.
La miró, la limpió de todo el polvo que la cubría, y pudo leer que decía: "Usted necesita primero preparar la bomba con toda el agua que contiene esta botella mi amigo, después, por favor tenga la gentileza de llenarla nuevamente antes de marchar".

El hombre desenroscó la tapa de la botella, y vio que estaba llena de agua... ¡llena de agua!
De pronto, se vio en un dilema: si bebía aquella agua, él podría sobrevivir, pero si la vertía en esa bomba vieja y oxidada, tal vez obtendría agua fresca, bien fría, del fondo del pozo, y podría tomar toda el agua que quisiese, o tal vez no, tal vez, la bomba no funcionaría y el agua de la botella sería desperdiciada.
¿Qué debiera hacer? ¿Derramar el agua en la bomba y esperar a que saliese agua fresca... o beber el agua vieja de la botella e ignorar el mensaje?
¿Debía perder toda aquella agua en la esperanza de aquellas instrucciones poco confiables escritas no se cuánto tiempo atrás?

Al final, derramó toda el agua en la bomba, agarró la manivela y comenzó a bombear, y la bomba comenzó a rechinar, pero ¡nada pasaba!
La bomba continuaba con sus ruidos y entonces de pronto surgió un hilo de agua, después un pequeño flujo y finalmente, el agua corrió con abundancia...
Agua fresca, cristalina. Llenó la botella y bebió ansiosamente, la llenó otra vez y tomó aún más de su contenido refrescante.
Enseguida, la llenó de nuevo para el próximo viajante, la llenó hasta arriba, tomó la pequeña nota y añadió otra frase: "
Créame que funciona, usted tiene que dar toda el agua, antes de obtenerla nuevamente".
(leido en la web)
.
.
Me parecio grato compartirlo con Ustedes.
Le encontré soledad, desesperacion, asombro, solidaridad, fe , saber arriesgarse y....en especial saber dar, darse totalmente ....el agua estancada no sirve.
Pienso que como el manantial se debe de estar renovando y dando para así poder encontrarnos en armonía.
.
Abu

.
.

39 comentarios:

  1. Es un cuento maravilloso Abu, lo he disfrutado mucho. Me lo quedaré para contarlo en alguna ocasión. Mientras lo leía pensaba si yo sería capaz de resitir la tentación de beberme el agua de la botella... No sé. Es difícil esa situación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. pienso como tu, abu. Hay que dar para recibir, aunque dudemos y creamos que no debemos arriesgar.

    ResponderEliminar
  3. Hla Abu:
    Me viene la la memoria la frase latina "Es mejor dar que recibir"
    En este caso la persona ha sido altruista pensando en el que viene detrás y exponiéndose a quedarse sin beber el agua tan deseada.
    ¡Qué gran corazón muestra aquella persona que lo que dá lo da a fondo perdido!
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. Es una historia realmente magnifica porque como tu bien dices tienes buenas enseñanaza en ella.
    Con cariño
    Mari

    ResponderEliminar
  5. Hola Abuela Cyber:
    Una muy difícil decisión que nos muestra una soberbia lección. El mensaje es claro, ponerlo en la práctica, un gran problema!
    Si en alguna ocasión nos encontramos en situación análoga, ya sabemos lo que tendríamos que hacer.
    Cordiales saludos,
    Luis

    ResponderEliminar
  6. Siempre me ha gustado mas dar que recibir. El cuento es precioso. Es difícil que en la necesidad te arriesgues. Quien lo hace es valiente y en este caso generoso.
    Un abrazo.
    P.D. Con tu permiso copiaré el cuento para leer en mi grupo.

    ResponderEliminar
  7. Otra posible lectura tambien es esta:

    ¿Me bebo la botella -soy realista y práctico- o intento arreglar la máquina -me arriesgo a soñar y a intentar que se cumpla mi sueño-?

    Estupendo post, querida Abu.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Abuela Cyber,
    hasta que al fin te encontrè.
    Me encantò el relato, gracias por compartirlo.
    Moraleja, nunca pierdas la Fè.
    Mis saludos para ti desde Parque de Solymar.

    ResponderEliminar
  9. Solidaridad con el projimo, cuanto nos haria falta, para que el mundo vuelva a ser lo que fue. Besos

    ResponderEliminar
  10. La generosidad está ahí ...si aprendieramos a compartir sería estupendo...porque repartiriamos aquello que tenemos...

    Que buenas reflexiones...la pregunta es si lo hariamos

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Hola Abu!!Qué lindo relato y tus palabras me parecieron tan bellas, "Pienso que como el manantial se debe de estar renovando y dando para así poder encontrarnos en armonía". Hermoso.
    besosssssss

    ResponderEliminar
  12. HOLA ABUELA CYBER !!!
    EN MI BLOG HAY OTRO PREMIO PARA TI!!
    QUE LO DISFRUTES!!!
    CON TODO CARIÑO
    ANA MARIA
    http://carrodetriunfo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Muy bueno el cuento...dar para recibir! Muchos besos

    ResponderEliminar
  14. aa como me gusto la enseñanza! ... es cierta pero que pocas veces la ponemos en practica... gracias me dejaste pensando ... besote..

    ResponderEliminar
  15. Así es Abu...

    Ser manantial que refresque que alegre y enriquezca la existencia de los demás, así como tú...

    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Interesante dilema. Para pensar detenidamente...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Bonita historia con final feliz! la vida es arriesgar con el miedo a perder pero siempre la ilusión de ganar. Preciosa historia!

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  18. Mi querida Abu: Es una bella historia que nos enseña a que debemos de confiar y pensar también en los demás ya que no somos los únicos que vivimos en este mundo.

    Gracias por publicarla.

    Mil besos y mil rosas.

    ResponderEliminar
  19. Una belleza y un aprendizaje para la vida.
    Gracias por compartirlo.

    Un gran abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  20. Me ha gustado tanto esta historia que la he copiado y la he publicado en mi blog.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Hola Abu, me ha gustado tu historia, hay que dar para recibir, pero a veces da uno tanto que se queda sin nada, bueno le queda la satisfaccion de haber colaborado. Un saludo

    ResponderEliminar
  22. Que lindo mensaje.
    Es cierto hay que arriesgar, dar.
    Sin dudas siempre hay recompensas.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  23. una bella historia, sin duda hay que tener fuerzas para resisitir a la tentación de tomarse el agua

    ResponderEliminar
  24. Mira que he leído... pero este relato no lo conocía!!!

    Me gustó mucho!!!!

    Un abrazo!

    Lidia

    ResponderEliminar
  25. Es que si el tipo no echa el agua a la bomba es para matarlo, hay que ser solidario y pensar en los demás!
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  26. Hermoso Martha!!.Emocionante, hace pensar muchas cosas... pensé en el milagro de la levadura; dar para enseñar a dar.

    Espero que entre este mensaje, Martha.

    Con cariño : Anird.

    ResponderEliminar
  27. Hola Abu
    Hermosa metáfora acerca de la condición humana.
    Cuántos tomarán el agua de la botella sin importarle el próximo sediento? cuántas otras harán lo correcto volcando el agua, aún a expensas que la bomba no funcionase, y luego dejarán una botella con su correspondiente instrucción?
    En la vida encontramos ambos tipos de seres, sería maravilloso que todos tomáramos la decisión correcta, tomando en cuenta al otro.
    Qué distinto sería todo , no?
    un cariño
    susy - mimita

    ResponderEliminar
  28. Una gran historia abu. Mucho que puede uno aprender siempre que pasa por aquí.

    ResponderEliminar
  29. Hola amig@!! Irrumpo en tus aposentos para dejarte unas gotas de escarcha llenas de amistad, sentimiento que comparto al felicitarte los últimos días de la semana en este radiante día.

    Un beso de la mano de un sueño.

    Marí

    ResponderEliminar
  30. Bellisima enseñanza, de la que ultimamente, parece que nos hemos olvidado. Pero si no sembramos, nunca podremos recoger.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Me ha parecido un relato excelente, difícil la decisión más con el dicho que dice.Vale más pájaro en mano que ciento volando,tomó la decisión buena sin dudarlo pero no siempre sale bien y es que los riesgos tienen sus trampas, por otra parte es muy cierto que hay que dar, para recibir y que uno recoge lo que siembra.besitos guapa.

    ResponderEliminar
  32. Muy buena idea ha sido compartirlo.

    Gracias excelente relato.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  33. Querida Abu, eres el mejor ejemplo de dar... y sinceramente nos haces "querer ser" un poquito mejores. Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. GRACAIS POR COMPARTIR TAL CUENTO.

    DEJA PENSAR Y PONEA PRUEBA LA FORTALEZA DEL SER FRENTE A LA TENTACIÓN.

    DEJA COMO ENSEÑANZA LA FORTALEZA MISMA FRENTE A LAS VISCITUDES Y SABER DAR PARA SABER RECIBIR.

    GRAIAS POR COMPARTIR TAL!


    Luego de un episodio nefasto explicado en

    www.walktohorizon.blogspot.com

    Retomo tal medio y agradecida por sus visitas anteriores le invito a pasar por mis blogs y retirar los regalos dejados allí como asi también a retirar el regalo especial dejado en la segunda gala en

    www.cosechadesentires.blogspot.com

    Le dejo un abrazo y mi paz
    Marycarmen

    www.panconsusurros.blogspot.com
    www.newartdeco.blogspot.com
    www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
    www,cueroposanoalmacalma.blogspot.com

    ResponderEliminar
  35. Bonita entrada. Recibimos aquello que damos.

    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  36. Realmente me gustó mucho la historia y reune todo lo que decis.

    Te mando un beso grande

    ResponderEliminar
  37. Bonito cuento y buena moraleja, siempre se aprende algo de estos relatos.
    Es un placer pasar por tuc asa abu, gracias.

    ResponderEliminar
  38. Abu, una historia con muchas enseñanzas como bien dices. Gracias a tu análisis encontré respuesta a un dilema que se me presentó hoy en el trabajo!
    Besotes!

    ResponderEliminar

Gracias por siempre estar, sus comentarios son las sales de mi vida !!!
La inter relacion bloggera se nutre con los sentires que dejamos expresados, y con el tiempo se convierte en un vínculo de amistad.