(imagen google)

.......

..........

QUERIDOS AMI@S !!!!!
Gracias por llegar hasta acá, bienvenidos !!!
Gracias por acompañarme !!!!
.
.
.

jueves, 11 de julio de 2013

Debemos ser como los elefantes



 .
.

.(imagen de google)
 .

    Con pies grandes y pesados... Para tenerlos bien fijos en la tierra y no elevarnos.



  Con orejas grandes... Para aprender a oír y no actuar a ciegas.


  Con boca chica... Para no andar parafraseando, ni hablando de más.



  Con colmillo largo... Para saber actuar en momentos difíciles.



  Tener piel áspera y dura... Para aguantar los embates de los demás.



  Tener cola corta... Para que nadie, por más que quiera, pueda hablar de ti.



  Tener su memoria... Para que nunca olvides quién realmente eres.



Y como el elefante, que cuando sabe que va a morir regresa a su lugar de origen, igualmente tú, cuando sientas que haz caído en lo más profundo, que no puedes salir y no encuentras ni un rayo de luz dentro del laberinto en que estás inmerso, que lo has perdido todo y no te queda nada, regresa a tu lugar de origen, regresa a tu naturaleza, regresa a ser tú nuevamente, porque tal vez, ¡por la falta de memoria olvidaste quién realmente eres!



Autor desconocido
.
.

 Me lo enviaron por correo y lo quise compartir con Ustedes.
Creo que los sentires positivos siempre son buenos de atraer hacia nosotros, en lecturas, musica, imagene amenas.......etc.
Y cuan cierto esas personas que se pierden, muchas de ellas en vanidades que la sociedad les impone.
Volver a la esencia, saberse quien es y de donde se partió, creo que especialmente, saber ser menos altanero.
.
.
Abu
.
.

24 comentarios:

  1. Ver, oir y callar. Tener los pies en el suelo para no perder el norte, y cuando se nos va la cabeza por lo que sea, regresar a nuestro centro para equilibrarnos.

    Gracias por compartir todas estas sabias palabras. Hacen el día a día mucho más fácil cuando tienes un bajón y recurres a ellas para volver a subir.

    Muchos besos Abu.

    ResponderEliminar
  2. ¡Precioso! gracias por compartirlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡gran reflexión! ¡muchas gracias abuela! Te saludo con muchos deseos de Paz para tu Corazón......

    ResponderEliminar
  4. Abu, es tan fácil salirse del sendero en la actualidad; como has dicho, pies pesados para no apartarse de nuestro propio camino.

    ResponderEliminar
  5. Que honor ser la primera en comentar, opino que es sencillamente como deberiamos ser...y pobre de aquel que olvide sus orígenes y más pobre el que no sepa ni volver.
    Nacemos debiles e indefensos y así mismo llegamos a la vejez y mientras tengamos lucides, seamos humildes porque indefensos seremos.

    Estupenda reflexion, abuela ciber rescatada por tí.
    Hay que dedicarle su tiempo, lo merece.

    Besos fuertes ♥♥♥

    ResponderEliminar
  6. Yo me siento a años luz de sentirme elefante, bastante tengo con ser un humilde ser humano :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Una escritura muy reflexiva,abrazos mil en día de lluvia.

    ResponderEliminar
  8. La vanidad creo que es uno de los males que padece la humanidad a nivel mundial
    Excelente entrada
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Esta pre-cio-so!! Y me hiciste recordar que en la prepa hacíamos un montón de chistes respecto a los elefantes:
    ¿por qué tienen las rodillas tan arrugadas y maltratadas?... ¡De tanto jugar a las canicas!
    Porqué las orejas tan grandes?... por que allí guardan las canicas.
    ¿Cómo acomodarías a 5 elefantes en un coche pequeño?... Dos adelante y tres atrás... y Así, puro chiste muy sonso, pero que nos hacía partirnos de risa, imaginándolos. Nos divertíamos con simplezas!!!
    Besos abu elefanta!!!

    ResponderEliminar
  10. Gracias Abu, una entrada llena de enseñanza y sabiduría.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  11. Bons conselhos que cabem em cada pessoa para se rever e corrigir no que estiver pior na sua vida

    ResponderEliminar
  12. Una filosofía con la que estoy de acuerdo. Además es un ani,¡mal que admiro.
    Bss y buen finde

    ResponderEliminar
  13. Gracias abu,
    es una leyenda amena
    y bastante cierta.
    Besos y gracias siempre
    por tus comentarios.
    Chary :)

    ResponderEliminar
  14. Por muy corta que sea nuestra cola, siempre habrá quien nos critique: unos porque nos malinterpretan, otros porque nos odian y otros porque sí, simplemente.

    ResponderEliminar
  15. ¡¡QUE BUENO ABU!!

    Me ha encantado el mensaje y creo que ha venido de perillas en un día especial.

    Buen finde.


    ResponderEliminar
  16. Y que bellos son, verdad? A mi me gustan, por su presencia, por su bondad y su amistad a hacia los otros animales. Te has fijado que así es.

    Un abrazo enorme Abu!

    ResponderEliminar
  17. Hermoso, Abu. Siempre tenemos que ir a la fuente de la sabiduría, a nuestro interior.
    Paso a saludarte y a invitarte a mi "nuevo" blog.
    Que tengas un lindo fin de semana.
    Un abrazo de luz.

    ResponderEliminar
  18. Hola Abu...
    Como dicen "Siempre se vuelve al primer amor"....

    Excelente el mensaje que nos dejaste.

    Un gran abrazo
    Maribe

    ResponderEliminar
  19. Que reflexión más util para mi querida Abu! gracias por tu generosidad al compartirlo,habrá que leerlo varias veces para no olvidar,a veces uno en el camino va dejando tanto de una que pierde la memoria de quien era,es bueno reencontrarse,te dejo un gran abrazo querida Abuela! que tengas un lindo día!

    ResponderEliminar
  20. UFFFFFFFFFFFF, QUÉ TREMENDA REFLEXIÓN!!!!!
    BESOS

    ResponderEliminar
  21. ¡Cuanto tenemos que aprender de la sabiduría de los animales, Abu.!

    A propósito de sabiduría. Ayer ví una película uruguaya estupenda: "El baño del Papa" Una tragicómica ironía con ocasión de la visita de Juan Pablo II al pueblo de Melo en 1988. Acá en Colombia sucedió algo similar cuando el mismo Papa viajero vino al santuario de la Virgen de Chiquinquirá en Boyacá. Me encantó. Además la fotografía de la peli es bellísima. Los paisajes de tu país son extraordinarios. Si no la has visto, tela recomiendo.

    ResponderEliminar
  22. Tenemos que esta lo más posibles centrado para no perder nuestro rumbo.
    Abuela, besos.

    ResponderEliminar
  23. Lo leí hace tiempo y mejor aún, pensé en tan soberbio animal en más de una ocasión. De tamaño enorme y de corazón aún mayor. Quizá debiéramos mirar más allá de nuestro ombligo para apreciar todo lo que nos rodea. Gracias estimada abuela por recordarnos lo que debe ser un ser humano con todas sus letras.
    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por siempre estar, sus comentarios son las sales de mi vida !!!
La inter relacion bloggera se nutre con los sentires que dejamos expresados, y con el tiempo se convierte en un vínculo de amistad.