(imagen google)

.......

..........

QUERIDOS AMI@S !!!!!
Gracias por llegar hasta acá, bienvenidos !!!
Gracias por acompañarme !!!!
.
.
.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

La liebre y el tigre.............

.


Que gran decepción tenía el joven de esta historia, su amargura absoluta era por la forma tan inhumana en que se comportaban todas las personas, al parecer, ya a nadie le importaba nadie. 
Un día dando un paseo por el monte, vio sorprendido que una pequeña liebre le llevaba comida a un enorme tigre malherido, el cual no podía valerse por sí mismo.
Le impresionó tanto al ver este hecho, que regresó al siguiente día para ver si el comportamiento de la liebre era casual o habitual. Con enorme sorpresa pudo comprobar que la escena se repetía: la liebre dejaba un buen trozo de carne cerca del tigre.
Pasaron los días y la escena se repitió de un modo idéntico, hasta que el tigre recuperó las fuerzas y pudo buscar la comida por su propia cuenta.
Admirado por la solidaridad y cooperación entre los animales, se dijo:"no todo está perdido. Si los animales, que son inferiores a nosotros, son capaces de ayudarse de este modo, mucho más lo haremos las personas". 
Y decidió hacer la experiencia: Se tiró al suelo, simulando que estaba herido, y se puso a esperar que pasara alguien y le ayudara.Pasaron las horas, llegó la noche y nadie se acercó en su ayuda. Estuvo así durante todo el otro día, y ya se iba a levantar, mucho más decepcionado que cuando comenzamos a leer esta historia, con la convicción de que la humanidad no tenía el menor remedio, sintió dentro de sí todo el desespero del hambriento, la soledad del enfermo, la tristeza del abandono, su corazón estaba devastado, sí casi no sentía deseo de levantarse, entonces allí, en ese instante, lo oyó...
¡Con qué claridad, qué hermoso!, una hermosa voz, muy dentro de él le dijo:
"si quieres encontrar a tus semejantes, si quieres sentir que todo ha valido la pena, si quieres seguir creyendo en la humanidad, para encontrar a tus semejantes como hermanos, deja de hacer de tigre y simplemente se la liebre".
(Desconozco el autor) .
.
.
Siempre esperamos que el otro haga el movimiento de acercamiento no???
Sera que somos vanidosos al extremo??? o que nos valoramos tanto???
Cuanto se pierde no dando la mano!!!!!!
.
Abu
.
.

28 comentarios:

  1. El otro día vi en la TV un programa donde una persona leía un fragmento de un libro frente a muchas personas, algunas humildes y otras, sentadas en la primera fila, más poderosas e influyentes. La narración iba de algo parecido a la moraleja de este cuento, resumida su esencia sería algo así: "si quieres ser el primero has de servir a los demás, si quieres que te admiren y reconozcan sé esclavo de los demás". El texto estaba escrito en un libro con tapas doradas e incrustadas de piedras preciosas. Tras la elocución, el lector entregó este libro a un hombre sentado en un lugar prominente y que en su mano sujetaba un bastón de oro con una cruz en su extremo, también de oro.
    Era la visita del Papa a Barcelona.
    Pocas liebres había en ese lugar y muchos tigres hipócritas que no solo esperan a que los demás den el primer paso, sino que además, se permiten decirnos como hemos de hacerlo.
    Un abrazo Abu, Ibso.

    ResponderEliminar
  2. cuantas cualidades tenemos que imitar de los animales,en esta como en muchismas otras nos dan lecciones de vida.

    me ha llegado al corazon esta historia que no conocia,ojala seamos millones en el mundo los que imitamos a la solidaria liebre.

    un fuerte abrazo amiga y gracias por esta maravilla leccion.

    besitos y que tengas una estupenda semana!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Olá Mar...,

    Já conhecia esta fábula. Aqui no mundo dos blog's já comentei um tema sobre este mesmo assunto.

    Este é um tema recorrente, que de quando em quando ressurge e nos leva a fazer uma pausa.

    Só que a pausa é breve demais e rápido o tema cai em esquecimento.

    Tanto Ser Humano aí fora, precisando de apoio urgente, e a Sociedade passa ao lado, como se nada fosse com ela!

    Nos prontificamos a ajudar pontualmente mas rápido nos embranhamos nas nossas dificuldades, ou nos nossos egos, e nos esquecemos daqueles que estão francamente piores que nós mesmos!

    É preciso, de vez em quando, ressuscitar esta fábula e trazê-la de novo à ribalta, para que as consciências despertem e actuem.

    Afinal, se um tigre pode tomar conta de uma lebre, quem somos nós para não tomarmos conta dos Humanos carenciados?

    Um abraço e até sempre,

    José Gonçalves
    (Guimarães)

    ResponderEliminar
  4. Una sabia lección. Siempre esperamos que sea el otro el que mueva ficha. Hay mucho tigre suelto por ahí Abu.
    Un beso y gracias `por recordarnos nuestro deber...

    ResponderEliminar
  5. Abuela ciber, he trabajado años con los sin techo y te aseguro que me iba a casa llena de regalos espirituales, sí! se recibe más de lo que se da.

    Hacen falta manos colaborando porque cada vez hay más gente en las calles.
    Los que viven así, no eligieron eso, es que no pueden pagar alquiler, no tienen trabajo, han perdido todo.
    Es para tenerlo en cuenta cuando vemos una mano extendida pidiendo.

    Muy buena la historia.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Es más fácil esperar a que los otros hagan, que hacer lo que nos corresponde.
    Igual criticar los actos de los demás desde un lugar muy cómodo.

    Gracias por la reflexión hasta pronto Abue.

    ResponderEliminar
  7. Naravillosa reflexión nos dejas con este post.
    Buena semana Abu.
    besos

    ResponderEliminar
  8. Hola!!!!

    Muy buena reflexión y cuantos hay de estos bichos, jijijiji
    Buen comienzo de semana con un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  9. Hay muchas personas que en el fondo son tremendamente egoístas, quieren que los demás hagan por ellos, pero ellos no hacen nada por los demás.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. excelente, excelente post. muchas gracias por compartirlo.
    besos

    ResponderEliminar
  11. Buena moraleja!!
    Ojalá aprendiésemos que la conducta acertada es la de la liebre.
    Dar sin esperar nada a cambio.
    Hay muchos seres anónimos que tienden su mano y prestan ayuda a quienes lo necesitan.
    Pasan desapercibidos.
    Pero están y cada buena obra realizada se convierte en una gratificación interior inmensa.

    ResponderEliminar
  12. Uf!
    !Que alivio Abu!
    Pensé que iba a aparecer el tigre y se iba a comer al tipo...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  13. Precioso Abu, empecemos por nosotros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Cuanta verdad encierran los Libres animales, nosotros parece que vivimos midiendonos, esperando que el otro se mueva,cuál partida de ajedrez, esperando el movimiento del otro para realizar la propia.
    Muy bueno !
    Saludito
    Cris//mujeresdesincuentay

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué buena enseñanza Abu!
    El servicio a los demás da sentido a la propia vida del que sirve!
    Cuanto más damos, más recibimos...

    Un beso
    Maribe

    ResponderEliminar
  16. Qué bonita e inteligente reflexión Abu!!!
    Es totalmente cierto...esperar qué?? No es mejor comenzar a dar sin esperar nada?

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  17. Durante toda nuestra existencia vivimos más tiempo de tigre que de liebre y así nos va, muy buena moraleja tiene esta historia, un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Que cierto.
    Y que bien se siente cuando hacemos cosas por aquellos que no necesitan, con eso un bien a nosotros mismos.

    Me encantó.

    Un beso grande Abu!!!

    ResponderEliminar
  19. ABU: EXCELENTE MENSAJE..
    COMO SER LA LIEBRE....
    SERIA MAS FACIL TODO...
    CUIDATE.BESOTES
    SILVIA CLOUD

    ResponderEliminar
  20. Bella reflexión Abu "deja de ser el tigre...y se la liebre"
    el prestar esa ayuda a tus semejantes en esos momentos difíciles debe de llevarse a cabo, dentro de las posibilidades de cada uno, pero es una obra de misericordia.

    Gracias Abu, por estas lecciones que no viene mal recordar...y mas en estos tiempos caóticos...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Estupenda enseñanza la que nos trae este fábula. Si se quiere ser feliz, hay que procurar entregar a los demás lo mejor de uno mismo. Saludos.

    ResponderEliminar
  22. ¡Buenos días Abu! gracias por ese empujoncito, siempre aciertas con tus historias.
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Tenemos que aprender muchas cosas de los animales irracionales, porque de los racionales ya sabemos, mejor, no sabemos por donde vamos.
    Lo que ofrezcamos hagámoslo siempre con amor y a fondo perdido.Será la mejor forma de ser feliz.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  24. Todo eso está muy bien, pero cuesta aprenderlo, cuando nuestro instinto primario nos hace sentirnos "tigres", es decir superiores. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Abue, pedazo de enseñanza!!!
    Me encantó!!!!

    Besotes enormes!

    ResponderEliminar
  26. Muchas personas deberíamos ser como la liebre, “hacer el bien y no mirar a quien” una muy bonita reflexión…Un saludo…TONY

    ResponderEliminar
  27. Preciosa historia con moraleja.saludiños.teresa

    ResponderEliminar

Gracias por siempre estar, sus comentarios son las sales de mi vida !!!
La inter relacion bloggera se nutre con los sentires que dejamos expresados, y con el tiempo se convierte en un vínculo de amistad.