(imagen google)

.......

..........

QUERIDOS AMI@S !!!!!
Gracias por llegar hasta acá, bienvenidos !!!
Gracias por acompañarme !!!!
.
.
.

miércoles, 11 de febrero de 2009

La vida...un continuo aprendizaje.



El viejo maestro


Había una vez en el antiguo Al-Andalus, un viejo maestro en el arte de la guerra , ya retirado que se dedicaba a enseñar el arte de la meditación a sus jóvenes alumnos. A pesar de su avanzada edad, corría la leyenda que todavía era capaz de derrotar a cualquier adversario.
Cierto día apareció por allí un guerrero con fama de ser el mejor en su género. Era conocido por su total falta de escrúpulos y por ser un especialista en la técnica de la provocación. Este guerrero esperaba que su adversario hiciera el primer movimiento y después con una inteligencia privilegiada para captar los errores del contrario atacaba con una velocidad fulminante. Nunca había perdido un combate.
Sabiendo de la fama del viejo maestro, estaba allí para derrotarlo y así aumentar su fama de invencible. El viejo aceptó el reto y se vieron en la plaza pública con todos los alumnos y gentes del lugar. El joven empezó a insultar al viejo maestro. Le escupió, tiró piedras en su dirección, le ofendió con todo tipo de desprecios a él, sus familiares y antepasados. Durante varias horas hizo todo para provocarlo, pero el viejo maestro permaneció impasible. Al final de la tarde, exhausto y humillado, el joven guerrero se retiró.
Los discípulos corrieron hacia su maestro y le preguntaron cómo había soportado tanta indignidad de manera cobarde sin sacar su espada, asumiendo el riesgo de ser vencido.
.
-Si alguien te hace un regalo y tú no lo aceptas, ¿a quién pertenece ese regalo? -preguntó el viejo maestro.
.
-A quién intentó entregarlo -respondió un discípulo.
.
-Pues lo mismo vale para la rabia, la ira, los insultos y la envidia -dijo el maestro-, cuando no son aceptados continúan perteneciendo a quien los cargaba consigo.
(Cuentos Sufíes-web)
.
.
Que carga pesada llevan tantos seres sobre la tierra no???
Y que sencillo es viajar liviano, pero se necesita la humildad para lograrlo.
Abu

14 comentarios:

  1. Si, hay que ser humilde para saber que uno está aprendiendo hasta el último momento de su vida...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Magnífica lección. Frente al que insulta, al que ofende, al que denigra... la ignorancia. Es el mayor desprecio que se puede hacer. Cuando la insolencia aparece ante tí, lo más aconsejable es mirar para otro lado, como si no existiera. La rabia que sufre el menospreciado le llevará al abandono y a la ruina. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Abuela Cyber: un gran cuento, con mucha sabiduría, a mi en este momento me ha llegado para explicarme situaciones que me encuentro más a menudo que lo que me gustaría.
    Le devuelvo esa carga muy pesada.
    bss

    ResponderEliminar
  4. Hola abu muy bonito el cuento del viejo maestro, con una moraleja estupenda.
    Abu quería pedirte si puedes pases por mi blog tengo un regalo para ti, es para no aburrirnos...gracias y un feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  5. aaa me encanto y que cierto !!! besote grande

    ResponderEliminar
  6. Y mucha humildad abu.
    Que lindo lo que nos has contado hoy.
    Que sabio el Maestro.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Interesantísimo, Abu, pero es de difícil no entrar en ciertas provocaciones.....yo soy muy atacá, lo reconozco.
    Besísimos

    ResponderEliminar
  8. Genin

    Si pero la vida nos esta poniendo continuamente a prueba.
    Cariños

    Fernando
    Tus palabras como siempre acorde a los sentires.
    Gracias por dejar tu comentario.
    Cariños

    Rafaela
    Si son sentires que llevan a veces una vida poderlos dominar.
    Cariños


    Conchita
    Gracias por llegarte hasta aca, nos visitaremos
    Cariños


    Maria Laura
    Gracias por expresarte.
    Cariños

    Hna. Josefina
    Un placer tenerla por acá.
    Saludos

    Cecy Graias por venir, aunque a veces hay que saber hasta donde la humildad, no se que se convierta en servidumbre.
    Cariños

    Mujer con piernas
    Que bueno tenerte por aca!!!
    Es cierto, es la logica del ser humano y las circunstancias.
    Es una reflexion y asi la tomo
    Cariños

    ResponderEliminar
  9. Abue: Conocía la historia a través de mi sensei.Muchas personas: “son como un camión de basura. Están llenos de enojo, frustración y desaliento.
    Una vez que han acumulado mucha basura, necesitan un lugar en donde tirarla y si uno se lo permite, te la palean a ti.”
    Está en uno aceptarla o no.
    Un abrazo, Misdi

    ResponderEliminar
  10. Sabio...muy sabio.....como mi madre que siempre me decía cuando yo era chica y me enojaba por todo.....
    Doble trabajo para ti...enojarte y des-enojarte...
    Hasta ahora...siempre pienso que en todo sentimiento dañino....eso se aplica...

    Pero besos abrazos y cariños si te los regalo!!!!

    Paty

    ResponderEliminar
  11. Muy bueno ABue querida!!

    Siempre salgo edificada de tu casita...

    Un besote!

    Te queremos!

    ResponderEliminar
  12. QUE RELATO MAS SABIO, QUERIDA ABUELA, ES LO QUE MAS NOS FALTA A LOS SERES HUMANOS, Y ES MUY DIFICIL TAMBIEN PRACTICAR ESA ECUANIMIDAD Y HUMILDAD.

    GRACIAS POR ESOS LINDOS MENSAJES

    ResponderEliminar
  13. la humildad y la paciencia deberían marcar el destino de los seres humanos. Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por siempre estar, sus comentarios son las sales de mi vida !!!
La inter relacion bloggera se nutre con los sentires que dejamos expresados, y con el tiempo se convierte en un vínculo de amistad.