(imagen google)

.......

..........

QUERIDOS AMI@S !!!!!
Gracias por llegar hasta acá, bienvenidos !!!
Gracias por acompañarme !!!!
.
.
.

lunes, 2 de febrero de 2009

Vuelve....te seguiremos!!!!!



QUIJOTE QUE VUELVE
.
Te recluiste un día entre los libros polvorientos.
Las páginas ardían con historias de medievales caballeros.
Aquellos héroes son tal vez sólo quimeras de mentes literarias.
Pero nunca te importó la diferencia entre lo real y la ficción.
No querías la seca realidad.
Sin sueños.
Ambicionabas el fuego ideal. Que calcina lo mediocre.
¿Qué es la vida sin el deseo de cabalgar hasta las terrazas del sol?
¿Qué rostro puede hacerse humano sin bañarse en las aguas de un gran desafío?
Dejaste entonces a Quijano.
Y te ceñiste la armadura.
Elegiste tu blanco caballo.
Y al cabalgar dejaste detrás el falso y seguro dédalo de lo civilizado.
Junto al ritmo emocionado del galope, se tornearon las figuras de Sancho, y el frescor de los sembradíos de la Mancha, y el resplandor de Dulcinea.
.
Y unos seres grotescos detuvieron tu marcha.
Sus hocicos eran móviles extremidades que giraban en círculos perfectos.
Una nueva y rara estirpe de dragones.
Que no se desgañitaban en llamaradas como los de tus novelas de caballería.
No conociste antes estos monstruos, quizá porque ellos te esperaban sólo a ti, para que los enfrentaras. Y derrotaras.
Y así fue.
Cargaste contra las criaturas malignas, las de las narices que giraban.
Y al atacar, Dulcinea fue tu luna en el trigo.
.
Pero llegó el ocaso de la aventura.
El día en que apareció en tu camino Sansón Carrasco, el Caballero de los Espejos, el que derrotó tu ya agotada cabalgadura.
.
Tu derrota quebró el arco iris.
Tu lanza desapareció, y se desvanecieron los castillos, el rumor de las cortes, de los caballeros y sus pajes, de las damas y sus trovadores.
Todos ellos vertieron sus últimas sombras sobre hediondos pantanales.
Concluyó el centelleo de las espadas y armaduras, la búsqueda solitaria de monstruos y tesoros en los bosques, la fatigosa aventura para agasajar a la mujer amada.
.
El final estertor agónico, rasgó las cuerdas del laúd.
No más canciones sobre heroicos caballeros.
Ni nobles y valerosos combates.
Ni altos ideales volando como halcones entre vientos recios.
.
Ya no más sueños.
No más deseos de nobles llamaradas en el pecho.
No más torres de dignidad hirviendo en los ojos.
Ya no más la rebeldía ante lo mediocre.
Ahora serías Quijano.
El moribundo que se resigna.
El que yacía postrado, con la lúcida conciencia del mundo donde triunfan y mandan los mercaderes.
Quizá por eso mueres Quijote, con el disfraz de Quijano.
Para no padecer este tiempo.
Que ya no quiere caballeros.
Que embistan contra los molinos absurdos.
II
Pero no aceptes la tumba que Cervantes, y los mercaderes, te encastraron en los comienzos de la miseria moderna.
No aceptes el consuelo de la lápida.
No aceptes la armadura aplastada bajo gigantescos pilares de cemento.
.
Vuelve, regresa, Quijote.
Aquí estamos los que te acompañaremos.
Lo sé: somos pocos, muy pocos, los que no traicionamos.
Los que cabalgamos sobre los bordes de desfiladeros y laderas que trepan hacia lo arduo.
Por eso, por nosotros, vuelve, regresa.
.
Te seguiremos.
Te seguiremos hasta el reino de las perdidas verdades.
Para después regresar.
Para retornar a nuestros modernos desiertos de vidrio y metal.
.
Vuelve, regresa, Quijote.
Y te seguiremos para luchar contra las hemorragias que olvidan la furia de los dioses.
Contra todo aquello que olvida el poder creador de un artesano invisible, el sudor milagroso de la mujer parturienta.
.
Vuelve, regresa, Quijote.
Y te seguiremos para rescatar el entusiasmo por la hierba, la intuición de los secretos, y la veneración de los arroyos, y de las tierras fértiles.
.
Vuelve, regresa, Quijote.
Y te seguiremos aunque haya que soportar la soledad.
La soledad amarga.
La que se hunde como una daga en la garganta.
.
Detrás de ti cabalgaremos, a través de templos abandonados y las cenizas de los libros.
.
Contigo avanzaremos entre la indiferencia al amanecer.
Y el veneno entre los unos y los otros.
Y los poderosos que masacran a los indefensos.
Y el oro como único sacramento.
.
Te seguiremos, Quijote.
Nosotros no seremos los que maten los pájaros
que vuelan hacia las cimas.
.
Por eso, vuelve, regresa, Quijote.
Aquí estamos.
Contigo cabalgaremos.
Hasta convertir a cada molino de viento
en la niña que ríe frente al mar.
.
Por Esteban Ierardo
Biblioteca Virtual temakel
..............
.
Lo lei y me encantó por eso lo comparto con Ustedes, ojala supiera expresarme por lo menos una milésima parte como lo hace el autor!!!!
Abu

39 comentarios:

  1. Abu, nada menos que Cervantes.

    Ojala digo como vos.

    Me distes ganas de volver a leerlo.

    Besos Abu.

    ResponderEliminar
  2. Estremecedor...parece ser que si se analiza el Quijote, corresponde a una etapa adolescente o juvenil, por la que todos pasamos alguna vez. Esa para mí es una cosa que me complica, porque parece ser que algunos somos más irresponsables al ser arriesgados y luchar por un sueño, pero no cualquier sueño, sino uno que vaya más allá de los sueños personales. A veces me pregunto ¿es que no he madurado?, es que mi Sancho nunca va a ganar?a Pero cuando veo tanto "encierro en el mundo de metal y vidrio" tantos rostros infelices, tratando de subsistir, prefiero mi eterna adolescencia inconformista y prefiero soñar ese sueño donde los valores del "honor, la amistad y la dignidad humana" aún importan.

    Un abrazo y un beso Abu, precioso hallazgo.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por compartir algo tan bello!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  4. El quijote nunca pierde vigencia, se puede leer a cualquier edad, siempre encontraremos algo nuevo.
    Es un libro maravilloso, gracias por colocar este análisis tan bello.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Leerlo es como perderse en el tiempo analizando e imaginando donde nos quiere llevar el escritor en si.

    Era como una queja soterrada, más finamente a como se hace ahora y realmente se consigue lo mimo...

    Feliz semana... con Esperaza.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. aBU: hola. Hermoso por cierto lo que acabo de leer, gracias por compartirlo.
    Te agradezco también tu contestación sobre la tradición del día 29.Se que son varias las historias, pero fuiste la única que contestó que sí. En otros lados conocen la comida y en otros no, pero se come cualquier día.
    Cariños, SUsana

    ResponderEliminar
  7. Me deleite harto Abu!!!
    Definitivamente escribe increible el autor...
    Gracias por compartir cosas como estas siempre!
    Besos abu Byeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  8. Hola, Abue...

    Hacen falta muchos Quijotes hoy en día, para seguir soñando con utopías.

    Que talvez se hagan realidad, si aquel caballero regresa a vivir en cada uno de nosotros.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Abuela ciber:Con mucho respeto, quisiera saber a quién le dices, en los comentarios de algun blogg, ¡Gracias por visitarme !! o gracias por visitar mi blogg.
    tengo una intriga, no es nada malo; solamente una duda que tengo yo. ¡¡NO es ofensivo para mi !!,pero esta intriga no es fea si´nó, agradable...
    Te saludo con mucho respeto ,y ojalá que sea lo que yo pienso: Anird.

    ResponderEliminar
  10. Qué bonito ! me gustó y es verdad ,ojalá fuéramos muchos los que luchamos contra los molinos de viento...Besos..

    ResponderEliminar
  11. Verás en el Instituto mi "profa" de literatura nos explicó muy bien el Quijote, y tan bien lo hizo que desde ese punto y hora decidí que no me gustaba

    Solo muchos años después racionalicé mi ostura. Pues señor, aunque la filosofía no me interesa (ya sabes, "con la cual, por la cual, y sin la cual, te quedas tal cual"); me reconozco perfectamene en el empirismo

    Los hechos hechos son, y el tal Rocinante no era más que un juego de palabras con Rocin-antes, lo que fue, lo que se perdió

    Históricamente el libro se situa tras el desastre de la Armada Invencible, muy poco posterior a la gran victoria naval de Lepanto. Es decir, en el paso de la cúspide al claro comienzo del declive de una sociedad; y así lo refleja, pero lo refleja idealizando el escapismo

    En fin, esta opinión es políticamente incorrecta, y los muchos bienpensantes que me rodean se escandalizan de lo lindo con ella

    ResponderEliminar
  12. Claro que nos hacen falta muchos Quijotes que traten de enderezar un poco los sueños que andan a la deriva...

    Un abrazo, abu, gracias por estar siempre.

    ResponderEliminar
  13. Sí. El Quijote admite ser visto desde cualquier ángulo. Pero, también desde cualquier ángulo es actual y perfecto. Vigente.
    Y los quijotes que todos llevamos dentro, imprescindibles para subsistir.

    ResponderEliminar
  14. hola abu!me encanto..es barbaro...
    muy atiempo..hoy el mundo andaría mucho mejor con unos cuantos Quijotes..
    gracias por compartirlo..
    besos cuidate.
    silvia cloud

    ResponderEliminar
  15. Es un tema que me gusta hayas tocado de este gran escritor, nos da muchísimos ejemplos de su escritura de los que no podremos jamás olvidar.
    Un abrazo abu de este abuelo.

    ResponderEliminar
  16. Sin duda estamos faltos de "Caballeros" que nos hagan confiar en ganar las batallas contra tanta injusticia como hay en este mundo. Es un precioso escrito.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Un bello texto. Sí que sería bueno que volviera y nos recordara lo importante de luchar por un ideal, pero mejor si lo hace con el bueno de Sancho, contrapeso necesario del caballero, que le ayuda a mantener los pies en la tierra. Un beso, amiga mía,
    V.

    ResponderEliminar
  18. Abue, nada menos que el Quijote nos has traído hoy....¡Qué grandes fueron y son nuestros clásicos....! Abue, es un honor volver y encontrarme siempre con decires como vos decís interesantes. Leí el quijote por obligación y después por devoción... Llevas razón, excelente literatura y prosa, de ellos bebemos.Un fuerte abrazo desde España.Angela

    ResponderEliminar
  19. Digo lo mismo, que bello poema al Quijote, gracias por compartirlo con todos nosotros.

    Un abrazo Abu

    ResponderEliminar
  20. Era un gran tipo, un idealista, y de cuando en cuando hay que ver más allá de las cosas que tenemos delante. Porque hay historias, magia que está escondida a sus espaldas.

    ResponderEliminar
  21. Las cosas bien escritas vale la pena leerlas, que tengas buena semana Abue.Besos.

    ResponderEliminar
  22. Muy bonito poema al Quijote,el libro más leido del mundo.
    BESOS
    Marina

    ResponderEliminar
  23. Querida abuela, no sabes como me transportó volver a leer fragmentos del quijote y lo reflejado que me hacen sentir sus escritos al ser un eterno soñador y luchados del sistema y sus injusticias, claro en este tiempo trato de sacar lo mejor de la ficción llevarlo a la realidad y así ganar mis batallas como está que fué muy grande y otra vez salí victorioso cuando el sistema estaba en mi contra al no contar con ninguna posibilidad por ser una cirugía de gran complejidfad al estar un estáfilococo alojado en mi articulación.

    Mil besos...

    ResponderEliminar
  24. Bello homenaje a Don Quijote, un icono de la literatura mundial. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Que belleza Abu!!!

    QUiero ser esa Dulcinea, luna de los trigales!!!!!!!!!!!!!!



    Gracias por compartir este texto enooooooorme, lleno de riqueza y que nos llena el alma


    Besos

    ResponderEliminar
  26. Amiga, gracias por compartir tan linda obra y asi hacernos recordar, almenos a mi, lo leido de Cervantes. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  27. ¡Precioso! ¿Sabías que en el blog "laacequia" de PEDRO OJEDA ESCUDERO estamos siguiendo la lectura del Quijote? Ya vamos por el capítulo XXXIX... Si quieres echar un vistazo cada viernes, ahí estamos cabalgando con nuestro caballero de la triste figura... Besotes, M.

    ResponderEliminar
  28. Que lindo abu...linda elección de seguir los ideales, de luchar por lo que creemos...que hermoso.
    Gracias abu por compartirlo.

    ResponderEliminar
  29. Abu:Extraordinario homenaje al Quijote, comparto contigo cuando dices que te gustaría escribir como el autor del mismo. Un abrazo, te invito a que pases por mi blog para que veas lo que publique. Misdi

    ResponderEliminar
  30. Querida Abue, me encanto el escrito que has compartido con todos nosotros, que bueno sería que volviera, no crees?

    Besos desde la distancia.

    ResponderEliminar
  31. hola abu! tanto tiempo..
    "Y el veneno entre los unos y los otros.
    Y los poderosos que masacran a los indefensos.
    Y el oro como único sacramento" me estremece lo actual.. lo permanente de esas palabras..
    besos!

    ResponderEliminar
  32. Abu, gracias por incluirnos en esta lectura tan estupenda.
    Te dejo un saludo cariñoso de fin de semana.
    Shanty

    ResponderEliminar
  33. Paso por aquí y te dejo mis felicitaciones por este post.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. ¡Qué bonito! Ojalá seamos muchos los que nos unamos a esa lucha contra los molinos de viento.
    Un beso

    ResponderEliminar
  35. Olá, Abuela!
    Belo, lindo, sem dúvida!
    Hoje, mais do que nunca, é necessário o espírito aventureiro de Qixote e ter a coragem de cavalgar sem medo os tempos difíceis que atravessamos.
    D.Qixote ensina-nos a ir em frente, mesmo que encontremos moinhos de ventos repletos de obstáculos.
    Um beijo enorme!

    ResponderEliminar
  36. Quizás si deba regresar él y muchos Quijotes más para seguir soñando.
    Muy bonito y gracias por compartirlo.
    Ah! Supongo que ya se habrán acabado las vacaciones??? Lo pasaste bien?.
    Y ya leí sobre la sequía tan terrible que sufrís en tu país. ¿Cómo van las cosas?
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  37. Quijote nunca se fue...!!

    Amiga vengo a saludarte y a dejarte ese abrazo tan relajante para tu ser.

    Como siempre es un placer leerte, se te quiere mucho.

    abrazos y besos.

    Beariz

    ResponderEliminar
  38. Abu, pasé a saludarte y dejarte un beso

    ResponderEliminar

Gracias por siempre estar, sus comentarios son las sales de mi vida !!!
La inter relacion bloggera se nutre con los sentires que dejamos expresados, y con el tiempo se convierte en un vínculo de amistad.