(imagen google)

.......

..........

QUERIDOS AMI@S !!!!!
Gracias por llegar hasta acá, bienvenidos !!!
Gracias por acompañarme !!!!
.
.
.

jueves, 26 de mayo de 2011

Papá , ¿Cuánto ganas?

.

.

La noche había caído ya. Sin embargo, un pequeño hacía grandes esfuerzos por no quedarse dormido; el motivo bien valía la pena: estaba esperando a su papá.

Los traviesos ojos iban cayendo pesadamente, cuando se abrió la puerta; el niño se

incorporó como impulsado por un resorte, y soltó la pregunta que lo tenía tan inquieto:

-Papi, ¿cuánto ganas por hora? –dijo con ojos muy abiertos.

El padre, molesto y cansado, fue tajante en su respuesta:

-Mira hijo, eso ni siquiera tu madre lo sabe, no me molestes y vuelve a dormir, que ya es muy tarde.

-Si papi, sólo dime, ¿cuánto te pagan por una hora de trabajo? –reiteró suplicante el niño.

Contrariado, el padre apenas abrió la boca para decir:

-Ochocientos pesos.

-Papi, ¿me podrías prestar cuatrocientos pesos? –preguntó el pequeño.

El padre se enfureció, tomó al pequeño del brazo y en tono brusco le dijo:

-Así es que para eso querías saber cuánto gano, ¿no?. Vete a dormir y no sigas fastidiando, muchacho....

El niño se alejó tímidamente y el padre, al meditar lo sucedido, comenzó a sentirse culpable: "Tal vez necesita algo", pensó, y queriendo descargar su conciencia se asomó al cuarto de su hijo y con voz suave le preguntó:

-¿Duermes hijo?

-Dime papi, respondió él entre sueños.

-Aquí tienes el dinero que me pediste.

-Gracias papi –susurró el niño mientras metía su manita debajo de la almohada, de donde sacó unos billetes arrugados-. ¡Ya completé! –gritó jubiloso-.

Tengo, ochocientos pesos..., ahora papá:

¿ME PODRÍAS VENDER UNA HORA DE TU TIEMPO?
.
(desconozco el autor)
.
.
Para pensar .
Tiempos difíciles de trabajos, a veces múltiples.
¿ Tú que opinas?
.
Abu
.
.

38 comentarios:

  1. História comovent. Infelizmente, hoje há muitas crianças que gostariam de ter uns minutos de atenção dos seus pais e não tee. Aguns porque os pais só pensam em trabalhar só com o intuito de terem cada vez mais e esquecem~se que os filhos não estão interessados nos bens materiais, mas sim num pouco de tempo para poderem brincar com os seus pais. Hoje o dinheiro manda e os filhos só perdem. Parabéns, Abuela por esta chamada de atenção. Um beijinho e até breve
    Emília

    ResponderEliminar
  2. Querida abu, me dió un escalofrío al terminar de ller la entrada. Qué tirste que los hijos tengan que llegar a esos extremos, pero sucede, de verdad que sucede.
    Espero y confío que algún día esta rueda de molino que es la vida gire de otra manera.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. El amor no tiene precio, como tampoco lo tiene la amistad. Ese niño intentaba comprar el tiempo para poder estar más con su padre, es precioso. Abue yo no soy una buena escritora pero lo q escribo lo siento con el corazón, me es díficil plasmar lo q siento. Me gustaría que pudieras leer lo q escrito sobre la Inmigración y q me des tú opinión, poquito a poco voy completando los temas q me faltan. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Ya lo había leído en algún lado, aunque la moneda no era la misma, porque eran euros. América o España y la misma necesidad de la atención y el cariño de un padre.

    ResponderEliminar
  5. El trabajo nunca debe anteponerse a la familia, que es nuestro centro, nuestro núcleo. Siempre hay que dejar un tiempo para uno mismo y los nuestros.

    Muy buena entrada Abu.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  6. Ya lo había leído hace mucho tiempo.
    Y cada vez me pasa igual.
    Se me cae unas lagrimas.
    Yo también hubiese pagado por tener a mi padre un rato mas.

    Un gran abrazo Abu querida.

    ResponderEliminar
  7. Hola Abu:

    Si me permite una pequeña opinión:
    el escrito/cuento/historia golpea por el lado sensible, pero refleja dos realidades:

    la del hijo
    la del padre

    A veces los padres (y las madres) hacen lo imposible por estar más con sus hijos, y muchos factores lo impiden hoy. Y así estamos.

    Como siempre, lo ideal y lo mejor es el racional manejo del tiempo/dinero: no se puede cambiar ni por afectos, ni por salud.
    Tampoco se pueden pagar alimentos o remedios sin dinero.

    Gracias por darnos otro post más para pensar.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  8. Me quedo sin palabras por la dureza d ela vida y por la ternura de un hijo y tambíen del padre.
    Besos Abu.

    ResponderEliminar
  9. También leí eso hace mucho tiempo. Por lo visto, los tiempos, no han cambiado. Seguimos en lo mismo. Lastimoso.

    ResponderEliminar
  10. Abue está en un escrito más abajo donde pone imigración, sólo había puesto canciones ahora hay un escrito.

    ResponderEliminar
  11. Una realidad muy común y de la que es muy fácil buscar culpables.
    Lo cierto es que la vida, actualmente es compleja para poder equilibrar la família y el trabajo. "Pobre niño" y porqué no también "pobre padre". La humanidad tendría que reflexionar más sobre lo que significa traer un hijo al mundo. Un abrazo abu

    ResponderEliminar
  12. Hermosa refrexion hay que darle prioridad a los hijos por muy cansados que lleguen, necesitan qeu esten por ellos...
    Primavera

    ResponderEliminar
  13. Abu,pensar que en muchos hogares , hoy día esto es .....Moneda corriente !
    Saludito
    Cris//mujeresdesincuentay

    ResponderEliminar
  14. Realmente conmovedora, la vida a veces te lleva a situaciones que el exceso de trabajo y la velocidad con que vivimos, no nos damos cuenta que se nos va sin disfrutar, de lo verdaderamente importante como es, la familia

    ResponderEliminar
  15. El dinero es necesario. Pero los hijos necesitan a sus padres. Habrá que poner en la balanza y decidir qué es lo más importante, buscando la mejor manera de repartir el tiempo.

    Cariños

    ResponderEliminar
  16. Me has hecho temblar de emoción.

    Muchos niños necesitan a sus padres....

    Pagar por tenerlos....casi imposible de imaginar.

    Maravilloso !!!Un abrazo Lili

    ResponderEliminar
  17. Ày, Abu!, que entrada nos dejas,cuanta realidad junta...esta vida tan apurada y tal olvidadiza de los grandes valores humanos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Me identifico con el mensaje. Pobres chiquitos. Con un montón de comodidades y solitos. Esa es la realidad de los padres de hoy. Que a veces los traen para adornar el living o el jardín, pero no para formar nuevos seres con la suficiente atención. Me enoja, sabes.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  19. UUUUUUUFFFFFFFFFFFFF!!!! que fuerte y que real.
    gracias abu por compartirlo.
    abrazote.

    ResponderEliminar
  20. Lo he escuchado y meditado montones de veces a través de la voz de Omar Cerasuolo en un magnífico registro.
    Gracias Abu por darlo a conocer

    Buena semana

    ResponderEliminar
  21. HOLA ABUU!!
    REALMENTE UN FINAL INESPERADO Y PARA REFLEXIONAR. GRACIAS!! MUY BELLO!!

    BESOS. . . PATRY

    ResponderEliminar
  22. Una bonita historia Abu,en la que se nos pone un pequeño nudo en la garganta, cuantos niños no habrán querido pagar lo que fuera por solo, no una hora, sino un minuto...Un saludo...TONY

    ResponderEliminar
  23. Hoy en el probador de ropa de una tienda de autoservicio, observe a la vigilante, tenia un profundo cansancio en su mirada. Le pregunte:

    P- ¿pronto terminara su turno?,
    R- entro a las 10 de la mañana y salgo a las 10 de la noche y todavía tengo que tomar dos autobuses

    p- ¿y así es toda la semana?
    R- no mañana descanso aquí, pero doy clase en la facultad de enfermería.

    P- ¿Ya comió?
    R- si

    P- ¿Y se puede sentar aunque sea un poco?.
    R- no

    P- ¿Cuantos hijos tiene?
    R- 4 niñas(dos pares de gemelas)

    P- ¿ Están con su papá?
    R- no, el siempre esta viajando.

    Ahorita me vino a la mente esa mujer de mirada triste, tan absorta en su trabajo, y el esposo también. Para tratar de mantener a esas pequeñas(las niñas requieren de educacion y salud, por lo menos).
    Espero que al llegar a casa les iluminen la mirada, y tengan el tiempo que se necesita en familia...eso espero.

    Y ellos....¿que esperaran?

    Hasta pronto Abue.

    ResponderEliminar
  24. Precioso, Abu, una maravilla. Nada valora más un niño que el tiempo que le dedican.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Hola Abue, comparto contigo lo q me has dejado, entiendo lo q me quieres decir. Continuare escribiendo lo q siento a mi manera pq lo q importa es ser una misma. Un besito y un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  26. Suele pasar, que los padres dedicamos mas tiempo al trabajo que a nuestros hijos...

    buenisimo.

    ResponderEliminar
  27. Aleccionador tu relato. Magnífico.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  28. Hola paso a saludarte y te felicito por tan bella composición.Saludos Abu y que pases un buen día.

    ResponderEliminar

  29. Me encuentro descansando unos días en mi tierra bañada por el mar Cantábrico.

    Pero no por ello dejo de sentir la necesidad de pasar a dejarte unas letras para saludarte y desearte un hermoso fin de semana como presiento va a ser el mio también.

    Mis disculpas por no pasar a principio de semana, por más que lo he intentado me ha sido imposible...

    Desde este terruño de tan frondoso verdor del que estoy disfrutando te envío un inmenso abrazo de afectos!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  30. Yo trabajé durante muchos años y pude dedicarle tiempo a mi familia pero pesa no estar siempre.
    La historia es conmovedora.
    Besos y cruzo los dedos a ver si queda el comentario

    ResponderEliminar
  31. Es triste abuela en estos tiempos que corren los padres lo tienen difícil para pasar tiempo con sus hijos. Por eso cuando jubilan y tienen nietos disfrutan mas de ellos. Mis hijos ya son mayores y ya no necesitan tanto de mí. Pero esta historia viene muy bien para los padres que tienen niños chicos, que reflexionen y aunque trabajen mucho que tengan siempre un ratito para los niños. BIKIÑOS LINDA ABUELITA

    ResponderEliminar
  32. me dio cosita al terminar de leer, se me puso la piel de gallina.. La familia debe ser siempre lo primero, gracias abuela por recordarnos eso en este escrito, slaudos!

    ResponderEliminar
  33. Ya conocía la historia y siempre me resultó muy reflexiva.
    Es cierto Abu, en los tiempos que corren y con la vida tan ajetreada que llevamos atendemos poco a los hijos y ellos se merecen mucho más.
    Tengo un negocio y me ocupa mucho tiempo atenderlo, y por ello muchos días me siento culpable por no poder escuchar a mis hijos.
    Intento llevarlo todo al día, pero seguro que algo se me escapa.

    Un beso

    ResponderEliminar
  34. Que relato más triste, pero está claro que no nos deja indiferente, el gran problema del tiempo, vivimos en momentos salvajes y extraños, donde hasta lo mínimo vale dinero, espero que ningún niño llegue a esos límites, un saludo.

    ResponderEliminar
  35. UFFFFFFFFFF.... SE ME ATRAGANTÓ LA LECTURA CON ESTE TREMENDO POST. MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIRLO!!
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  36. :( cuanta verdad hay... se dejan de lado, como si no existieran... y ¿que más hermoso hay que un hijo?
    Bicos abu

    ResponderEliminar
  37. Me ha impactado la historia Abu..es triste, muy triste, el ritmo de vida que llevamos, los trabjos, nos absorben cada vez más y es cierto que se tiene poco tiempo para los niños, para los hijos, por eso ellos lo ocupan en otras cosas menos saludables,se encierran en su cuarto a ver la tv o a chatear por las redes sociales y caen en una espiral nada recomendable. A los hijos hay que dedicarles tiempo, mucho tiempo si se quiere que crezcan con unos determinados valores bien asentados.
    Muy dura la entrada Abu, pero muy buena para hacer reflexionar.
    Besos 1000

    ResponderEliminar

Gracias por siempre estar, sus comentarios son las sales de mi vida !!!
La inter relacion bloggera se nutre con los sentires que dejamos expresados, y con el tiempo se convierte en un vínculo de amistad.