(imagen google)

.......

..........

QUERIDOS AMI@S !!!!!
Gracias por llegar hasta acá, bienvenidos !!!
Gracias por acompañarme !!!!
.
.
.

sábado, 18 de abril de 2009

Eras vanidosa/o ???



Vanidad solo vanidades.

Las más comunes son las vanidades de nuestro cuerpo, o de nuestra capacidad de “ganar” o “tener éxito” bajo las reglas del mundo.

¡Y nos inflamos como sapos!.
Sentimos que somos más que los demás, que nos admiran, que quieren ser como nosotros, estar cerca nuestro.
Y luchamos para lograr ese cuarto de hora de fama, de aplauso, de reconocimiento.
¡Cuánto somos capaces de hacer y resignar por ese minuto de podio, de escenario!.
Nos gustan las luces de los reflectores sobre nosotros, que nos miren, que nos adulen.
Títulos, honores, ropas, uniformes, galardones, diplomas, modos de caminar y de pararse, cortes de pelo, nuestro lenguaje. ¡Son todas vanidades!. También hay vanidades que están más ocultas, que son más difíciles de reconocer: ser el más inteligente, el más perfecto, el que sabe todo, para regocijo íntimo.
Aunque a veces nos vemos como gente callada y poco visible, pero orgullosos de ser, interiormente, más que los demás aún en ese aspecto.
Si, somos tan ridículamente vanidosos que hasta nos envanecemos de ser más humildes que los demás. ¡Vanidosos de nuestra humildad!. La actuamos, posamos en una actitud de humildad vacía, no sincera.
(Fuente; Google)
.
.
Al leer esto regrese a mi edad de liceal cuando la profe de Literatura me señaló para que explicara : de la Biblia: del Eclesiastés,,, Vanidad de Vanidades todo Vanidad.
En aquellos años aún no entendía plenamente el significado profundo de estas palabras, del sentir de las mismas
Al pasar los años la vida nos va enseñando y comprendí cuán vanidoso somos los mortales!!!
Hay una escala de poco a muchísimo, creo que depende de lo evolucionados que vayamos siendo desde lo íntimo de nuestro ser.
Abu
y buen fin de semana!!!!!!!!!!!!!!!!!

18 comentarios:

  1. La verdad abu, a mi me gusta pasar inavertida, mostrarme lo menos posible, no me gusta los reflectores ni nada de eso.
    Pero si me gusta estar donde alguien sinceramente lo necesite.

    Besos. Y hermoso finde.

    ResponderEliminar
  2. Yo es que soy tan activa que... enfin que sí que lo soy, lo reconozco, vanidosa, presumida, impulsiva, inquieta, coquetona... y podría seguir con mis mil defectos pero ya estoy mayor para cambiar jaajjaja

    mil besos abu, un placer visitarte

    ResponderEliminar
  3. Hola Abu!!!!!!
    a medida que maduramos si nos ponemos a analizarnos un poquito nos damos cuenta de que es así,pura vanidad! en mi caso siempre paso inadvertida,pero te soy sincera de que alguna vez tuve ese pensamiento de sentirme orgullosa de mi humildad,jejeje,no te puedo mentir,pero me di cuenta de que asi no son las cosas por lo que elijo no pensar ni que soy mejor que nadie ni peor que nadie,con virtudes y defectos! leerte me gusto mucho,un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Excelente reflexión que conviene tener siempre presente. Aunque la vanidad, en dosis infinitesimales...resulta muy terapéutica.Eso lo acaba de decir mi vanidad...jejeje
    Un afectuoso salud querida Abu.

    ResponderEliminar
  5. La vanidad se desvanece si, tras ella, no hay nada que la sustente. La vanidad es flor de un día, pues cuando los reflectores se retiran el vanidoso queda en la desolación. La vanidad es ridicula y a menudo causa vergüenza ajena. Dejemos a los vanidosos en sus tribunas ficticias y centremos la atención en los que, lejos de lo vacuo, nos ayudan a hacer de nuestras vidas y de nuestro mundo un espacio más placentero y solidario. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola corazón. Desde ayer que estoy tratando de dejarte un comentario, pero se me bloquea tu blog.

    Estuve leyendo el post y me hiciste pensar mucho sobre el tema.
    Es cierto que todos somos un poco vanidosos y muy competitivos.
    A veces resulta sano, pues eso nos empuja a mejorar día a día.

    Pero en ciertos casos, tanta vanidad, enferma.

    Me quedaré meditando sobre el tema.

    Que tengas un hermoso fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Sinceramente es dificil zafarse de la vanidad. En el fondo siempre buscamos el aplauso, el reconocimiento, la alabanza, si no es en una cosa es en otra, aunque no queramos reconocerlo y nos creamos humildes. Es dificil ser sincero en este tema.

    No viene mal autoexaminar la conciencia.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. holis abu!excelente tema...estoy de acuerdo con Fernando Manero...si no la sustentas se cae...
    la sencillez prevalece.
    besotes cuidate ,mucho.
    silvia cloud

    ResponderEliminar
  9. A veces la vanidad aparente lo que esconde es una inseguridad tremenda de la persona. Se hacen los vanidosos para que no nos percatemos de lo débiles que son.

    ResponderEliminar
  10. No soy persona en la encaje muy bien esta particularidad, pues soy de los que se ponen rojos solamente por escuchar su nombre públicamente. Pasé por varias fases pero nunca me sentí vanidoso. Me considero un aprendiz de todo y maestro de nada, si puedo pasar desapercibido mucho mejor.
    Que tengas un buen domingo.
    Recibe todo mi afecto en un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Supongo que la vanidad "normal" es un componente mas de nuestra personalidad humana, nada para preocuparse ¿No?
    Además si la tienes la tienes, ¿Para que preocuparse?
    Yo soy tan pobre, que no creo que la tenga, ya la he vendido...jajajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  12. Abue!!!

    Creo que la palabra vanidad encierra muchas cosas...

    Somos un poco vanidosos a veces, está en nuestra naturaleza, pero creo que depende de cada uno de nosotros poder controlar esa "vanidad"

    Bah! Yo soy vanidosa, pero porque soy leonina Abueee.... Jajaja!

    Te quiero!!

    Besotes y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  13. muchas veces nos ponemos vanidosos, hasta que nos damos cuenta que la vanidad es vacía.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. si... todos tenemos algo de vanidad.... es parte del ser humano no? Lo importante es saber manejarla...
    En la película EL ABOGADO DEL DIABLO... en la última escena Al Pacino personificando al diablo dice... "la vanidad ... uno de mis pecados favoritos ... jejejeje"

    un abrazo
    VH

    ResponderEliminar
  15. Hola, llegué aquí y me he quedado un buen rato mirando tu blog, lo seguiré, pues los temas me interesdan y como a tí, me gusta navegar y encontrar gente para charlar.
    Si quieres mira mi blog por si te gusta
    www.loslibrosdeteresa.wordpress.com
    Vanidad? en su jnusta medida, osea poca jeje
    Un saludo desde España y encantada de conocerte.
    Teresa

    ResponderEliminar
  16. La Vanidad un gran vació humano.

    Ay!! de aquel que se cree algo.

    Que en realidad no tiene nada que entregar mejor pasar desapercibido, en todos los aspectos.

    Pero hay una gran cantidad de personajillos que se lo tienen todo creído sin tener apenas nada, ni tan siquiera un poco de riqueza espiritual.

    Y no son capaces de entender, que otros sabiendo de antemano que lo pueden ser, sean tan sencillos y pasen de todo, haciendo una vida en la cual son felices por Nada...
    y no de engañarse así mismos.

    Esto ha sido siempre así y lo seguirá siendo.

    Un abrazo amiga y que tu también disfrutes la semana que termina de comenzar.

    ResponderEliminar
  17. Muchas veces hasta cuando afirmamos nuestra modestia estamos haciendo un gesto para que los otros nos alaben, ¿no es eso vanidad?, creo que todos lo somos un poco.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Creo que la mayoria somos un poco vanidosos, o presumidos.
    Creo que a todos nos gusta el reconocimiento de lo que hacemos porque si no... ¿para que lo hacemos? si, si, para satisfacernos personalmente, pero si no hay nadie enfrente que nos lea, que nos vea, no es lo mismo.

    Como dice Fernando, es flor de un dia pero... ese dia nos sube al autoestima y el recuerdo siempre queda.
    El punto está en no creérselo demasiado
    Al final siempre volvemos al Eclesiatés, a lo que nos enseñaron de jovencitos; como bien dices..... Vanidad de vanidades, todo es vanidad.
    Eso hay que tenerlo presente, pero sin sentido de culpabilidad.

    Somos seres imperfectos, que le vamos a hacer.

    ResponderEliminar

Gracias por siempre estar, sus comentarios son las sales de mi vida !!!
La inter relacion bloggera se nutre con los sentires que dejamos expresados, y con el tiempo se convierte en un vínculo de amistad.