(imagen google)

.......

..........

QUERIDOS AMI@S !!!!!
Gracias por llegar hasta acá, bienvenidos !!!
Gracias por acompañarme !!!!
.
.
.

lunes, 8 de septiembre de 2014

El Clavel del Aire y su leyenda........

.,
.


 









.
.
Leída en la web y, como toda leyenda es triste.
No es mi intención acarrear tristezas a nadie, solamente que en mi pequeño jardincito tengo claveles del aire en un árbol autóctono que se llama Cedron del Monte (sumamente aromático!!!) Allí entre sus ramas espinosas, coloque este clavel del aire traído de un lugar del campo muy querido para mi. 

(clavel del aire no es parásito sino que se nutre a través de las hojas,aunque sus requerimientos son mínimos)

Abu
.
.
.
La leyenda de la india Shullca y el clavel del aire

Se dice que en la época de la conquista un oficial español se enamoró de una bonita indiecita llamada Shullca. Él la vio por primera vez camino a una expedición en las sierra del noroeste argentino y no pudo olvidar su belleza.

Al llegar al pueblo hizo sus averiguación y comenzó en la con la conquista de la joven, pero Shullca no correspondió a sus cumplidos y un apasionante amor desató en la venganza del español.

Una tarde la encontró sola en las sierras y comenzó a perseguirla. Shullca, una niña, en su desesperación trepó a la rama más alta de un coposo algarrobo. El viento era fuerte, y mientras más subía Shullca, más se balanceaban las ramas amenazando con derribarla. 

El joven oficial trepó tras ella y con dulces palabras le pidió que bajara, prometiéndole respetarla si así lo hacía. Pero la niña se negó y el enfurecido soldado arrojó el puñal que fue a clavarse en el pecho de Shullca.

El cuerpo de la indiecita calló al vacío y tras él, el del oficial hispano. Una gota de sangre alcanzó a humedecer el tronco del árbol y allí nació el clavel del aire, que con su fragilidad y delicadeza recuerda por siempre la inocencia de Shullca.

(leida en google) 
.
.
.
.

(imagen de google).
.
.
.
.
.
.

10 comentarios:

  1. Qué dramas tan terribles tienen las conquistas. Parece que cuentas una poética historia de amor pero yo leo una vergüenza y una injusticia radical producto de la imposición y de la fuerza. Cuando pienso en latinoamérica me averguenzo de ser español. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Que malo el oficial, supongo que el se convertiría en una plasta maloliente :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  3. Las leyendas suelen ser trágicas y esta no deja de serlo.pero tu clavelito no tiene que ver en este asunto. ¡pobrecito !
    "Cuida tu jardín" Goethe.
    Muchos besos Marta.
    ¡Linda semana !

    ResponderEliminar
  4. Lamento una historia tan trágica para una linda flor.

    ResponderEliminar
  5. Que bello ese clavel del aire, del que desconocía su existencia. También es hermosa la historia, aunque triste, pero hermosa y qué bien que pueda tener cerca esos claveles tan coloridos y raros. Gracias por dejarme su comentario. Muy bonitas las fotos de su blog. Gracias por dejarme esa sabia frase también. Un abrazo desde Galicia.
    www.leriasdebea.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. La leyenda es preciosa, hay muchas historias bellas y tristes, cuentos y leyendas nacidas del imaginario popular, no de la historia que no dejan de tener encanto
    Precioso
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Triste historia.
    Aquí les llamamos claveles de sol. Por cierto, son extrañas y bonitas con ese color violáceo que exhiben en su floración.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Si muy triste la leyenda,no la conocía,me encantan los claveles del aire(no los otros).
    buena semana amiga

    ResponderEliminar
  9. ¿cuando dice que el cuerpo "calló" quiere decir que no hizo ruido o que cayó del árbol?

    ResponderEliminar
  10. Abu pasa por mi blog que tiene su blog en promoción,interesante leyenda un poco triste Saludos

    http://creatividadeimaginacinfotosdejosramn.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Gracias por siempre estar, sus comentarios son las sales de mi vida !!!
La inter relacion bloggera se nutre con los sentires que dejamos expresados, y con el tiempo se convierte en un vínculo de amistad.