(imagen google)

.......

..........

QUERIDOS AMI@S !!!!!
Gracias por llegar hasta acá, bienvenidos !!!
Gracias por acompañarme !!!!
.
.
.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Las cuatro esposas........

.
.
.

 (imagen de google)
.


Había una vez un rey que tenía cuatro esposas. 

El amaba a su cuarta esposa más que a las demás y la adornaba con ricas vestiduras y la complacía con las delicadezas más finas. 
Sólo le daba lo mejor.

También amaba mucho a su tercera esposa y siempre la exhibía en los reinos vecinos.  Sin embargo temia que algun dia se fuera con otro

También amaba a su segunda esposa. 
Ella era su confidente y siempre se mostraba bondadosa, considerada y paciente con él. 
Cada vez que el rey tenía un problema, confiaba en ella para ayudarle a salir de los tiempos difíciles.

La primera esposa del rey era una compañera muy leal y había hecho grandes contribuciones para mantener tanto la riqueza como el reino del monarca. 
Sin embargo, el no amaba a su primera esposa y aunque ella le amaba profundamente, él apenas si se fijaba en ella.

Un día, el rey enfermó y se dio cuenta de que le quedaba poco tiempo. Pensó acerca de su vida de lujo y cavilo: - Ahora tengo cuatro esposas conmigo pero, cuando muera, estaré solo.

Así que le pregunto a su cuarta esposa:- Te he amado mas que a las demás, te he dotado con las mejores vestimentas y te he cuidado con esmero. Ahora que estoy muriendo, ¿Estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?- 
¡Ni pensarlo! -Contestó la cuarta esposa, y se alejó sin decir más palabras.
Su respuesta penetró en su corazón como un cuchillo afilado. 

El entristecido monarca le preguntó a su tercera esposa:- Te he amado toda mi vida. Ahora que estoy muriendo, ¿Estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?- 
¡No! -Contestó su tercera esposa- La vida es demasiado buena. Cuándo mueras, pienso volverme a casar! 

Su corazón experimentó una fuerte sacudida y se quedó frío. Entonces preguntó a su segunda esposa:- Siempre he venido a ti por ayuda y siempre has estado allí para mí. Cuando muera, ¿Estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?- 
Lo siento, no puedo ayudarte esta vez -Contestó la segunda esposa- Lo más que puedo hacer por tí es enterrarte.
Su respuesta cayó como un estruendoso relámpago que devastó al rey. 

Entonces escuchó una voz:- 
Me iré contigo y te seguiré donde quiera que vayas.

El rey dirigió la mirada en dirección de la voz y allí estaba su primera esposa. 
Se veía tan delgaducha, sufría de desnutrición. 
Profundamente afectado, el monarca dijo:- ¡Debí haberte atendido mejor cuando tuve la oportunidad de hacerlo!

En realidad, todos tenemos cuatro esposas en nuestras vidas.
 Nuestra cuarta esposa es nuestro cuerpo. No importa cuánto tiempo y esfuerzo invirtamos en hacerlo lucir bien, nos dejará cuando muramos.

Nuestra tercera esposa son nuestras posesiones, condición social y riqueza. Cuando muramos, irán a parar a otros.

Nuestra segunda esposa es nuestra familia y amigos. No importa cuánto nos hayan sido de apoyo a nosotros aquí, lo más que podrán hacer es acompañarnos hasta el sepulcro.

Y nuestra primera esposa es nuestro alma, frecuentemente ignorada en la búsqueda de la fortuna, el poder y los placeres del ego. 
Sin embargo, nuestra alma es la única que nos acompañará donde quiera que vayamos.
Así que, 

¡Cultívala, fortalécela y cuídala ahora! Es el más grande regalo que puedes ofrecerle al mundo. ¡Déjala brillar! 

(desconozco el autor lo recibi por email)
.
.
.
Me encantan las narraciones.
No son para niños sino para seres adultos y en esta forma amena nos hacen pensar.
Creo que siempre es positivo leer sentires agradables, porque de horrores otros se encargarán.

Ahhh, en eso estoy, cultivando el entorno y la lucesita del alma.
.
Abu
.
.

17 comentarios:

  1. Precioso y aleccionante cuento.
    Me ha gustado mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Realmente son buenas y cuanta verdad en esta,abrazos y lo escrito hoy en el blog es para mi nieta mayor(21),gracias

    ResponderEliminar
  3. La historia deja una moraleja que es clara como agua clara.La importancia de alimentar nuestro ser interior, cultivar nuestra alma.Eso nos hará mejores personas,sabremos vivir con más felicidad y hacer felices a otros.

    Un beso Abu

    ResponderEliminar
  4. El tipo ese andaba un poco loco...
    ¿A quien se le ocurre preguntar si una de ellas se moriría con el por mucho que la quisiera? :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  5. Buena historia y un gran mensaje!!!
    Un Besito Abu...

    ResponderEliminar
  6. Preciosa historia,se acostumbraba cuando yo era pequeña a que los abuelos, tíos y padres nos contaran historias a los mas pequeños, ahora no hay pequeños en mi familia, no se si la costumbre continúa
    Sería una pena perderla, esos relatos nos acompañan toda la vida
    Gracias
    Besos

    ResponderEliminar
  7. MUCHAS GRACIAS MARTHA, POR COMPARTIRNOS TAN SIGNIFICATIVO MENSAJE.
    BESOS

    ResponderEliminar
  8. ¡Gracias! es una enseñanza de una forma muy bella.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. En todas esas historias hay un machismo latente: siempre es la mujer la que comparte con otras a un solo hombre( será porque somos tan inteligentes que sabemos lo insufrible que sería tener cuatro marido, cuando uno solo, a veces, nos sobra) y, aunque aparezca la moraleja finnal, el cuento podía haber comenzado:"érase una reina que tenía cuatro esposos"...pero nos encontraríamos con que la mujer amaría más al primero, más viejo pero absolutamente fiel.
    (Ríete conmigo, Abu)

    ResponderEliminar
  10. Me encantan las historias con moraleja!.
    Gracias por enseñarme.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Abu, una reflexión para tener en cuenta, con un gran mensaje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Que lindo es haberte leído esta mañana...soy catequista y siempre enseño a los niños que el alma es lo que Dios mira en cada uno, no la belleza o las capacidades...gracias por compartir, bendiciones!!

    ResponderEliminar
  13. Que hermosa reflexión Abu! y así narrada llega más profundamente! te mando un gran abrazo Abue querida!

    ResponderEliminar
  14. Qué razón tiene este relato!!!

    Hoy precisamente he estado hablando con mi esposa e hijos de lo hastiada que está la sociedad de tanto materialismo.
    Desencantos, angustia, depresiones, falta de visión de nuestro estado, qué alimento espiritual nos falta.......
    Despertar el alma, darle un buen baño de esperanza, con el jabón de la humildad y la paciencia, son los mejores antibióticos para sanar este virus que nos acecha en cada esquina.
    Me ha sorprendido tu magnífica relato.
    Un fuerte abrazo.l

    ResponderEliminar
  15. Abu, esto me parece una grandísima reflexión, un sabio consejo y una gran lección. Tienes mucha razón. Gracias. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
  16. Que bellleza abu, me encanta volver a leeerte.
    saludos

    ResponderEliminar
  17. Buen texto para meditarlo, aunque a mi tambien me gusta el comienzo que propone Mª Jesús, jeje.
    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por siempre estar, sus comentarios son las sales de mi vida !!!
La inter relacion bloggera se nutre con los sentires que dejamos expresados, y con el tiempo se convierte en un vínculo de amistad.